14 de diciembre de 2013

Charlota de Gijón




 Las cantidades que se indican son para una tarta de 20 cms. de diámetro.

Ingredientes:
Para el bizcocho:
170 grs. de harina.
6 huevos.
190 grs. de azúcar.
30 grs. de azúcar glas para espolvorear.
Esencia de vainilla.

Para la capa de turrón:
1 tableta de turrón de Jijona (turrón blando).
25 ml. de leche.

Para la capa de nata:
200 ml. de nata líquida.
75 ml. de leche.
50 ml. de whisky.
100 grs.de azúcar.
3 hojas de gelatina.

Para el adorno:
100 grs. de chocolate.
40 ml. de agua.
300 ml. de nata líquida.
80 grs. de azúcar glas.

Elaboración:
Del bizcocho:
Separamos las yemas de las claras. En un bol batimos las yemas con el azúcar y la esencia de vainilla hasta que la mezcla esté espesa y forme una cinta al levantar con un tenedor. Aparte montamos las claras a punto de nieve firme. Incorporamos un tercio de las claras a la mezca de yema; a continuación incorporamos el resto de claras. Tamizamos la harina y la incorporamos a la mezcla anterior. Forramos una bandeja de horno con papel de hornear y extendemos la mezcla de modo que quede uniforme. Espolvoramos la superficie con el azúcar glas. Horneamos a 200º durante 6-7 minutos.

Necesitamos un molde desmontable de 20 cms. de diámetro. Para forrar el molde cortamos 2 tiras de bizcocho de 5 cms. de anchura y dos discos de 20 cms. de diámetro. Cubrimos la base del molde con uno de los discos de bizcocho y ponemos los laterales con las dos tiras. Reservamos.

Capa de turrón:
Trituramos la tableta de turrón junto con la leche y rellenamos el molde, previamente forrado con el bizcocho.




Capa de nata:
Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría durante 5 minutos. Mientras, en un vaso mezclamos la leche con el whisky y el azúcar; removemos bien. Con la batidora montamos la nata. Calentamos un poco de la mezcla de leche y whisky, y en ella disolvemos la gelatina, previamente escurrida. A continuación añadimos el resto de mezcla. Finalmente le incorporamos la nata montada. Rellenamos el molde y cubrimos con el otro disco de bizcocho. Introducimos en el frigorífico hasta el día siguiente.

Adorno:
Desmoldamos la tarta y la ponemos en el plato o bandeja donde la vayamos a servir. En un cazo derretimos el chocolate previamente troceado, junto con el agua. Extendemos sobre la tarta. A continuación, con la batidora de varillas montamos la nata, a medio montar añadimos el azúcar. Adornamos con la manga pastelera.

Precisiones:
Se trata de una tarta que hay que elaborar en dos pasos para permitir que el relleno adquiera la consistencia adecuada.
Si la plancha de bizcocho resulta un poco gruesa, una vez cortadas las tiras y los discos, con un cuchillo afilado se puede rebajar hasta que quede una capa fina.